Estrategia Digital

¿Cómo viralizar contenido en 2020?

Si has llegado hasta este post es porque estás buscando la forma de viralizar tu contenido. Aquí no encontrarás una fórmula mágica porque no existe. Dicho esto y después de analizar muchos contenidos virales, es fácil darse cuenta de que tienen ciertas similitudes que podemos convertir en tips.

Albert Campillo
Albert Campillo

Noviembre 27, 2020

¿Cómo encuentro contenido viral?

Fácil, dedica una franja de tu tiempo diario a buscar historias. Blogs, Youtube, Foros, etc. Todo es válido, no te ofusques si no encuentras nada potable, eso es una señal de que estás siendo crítico con el tipo de contenido que estás viendo. Es importante que guardes las webs (foros, canales de YT, blogs, etc) donde encuentres buen contenido o donde creas que puedes encontrarlo. De esta forma al día siguiente podrás volver a consultar estos sitios, descartar los que no te interesen y añadir nuevos.

¿Qué tengo que tener en cuenta para seleccionar un buen contenido?

Céntrate en los siguientes aspectos acerca del contenido que estas valorando:

¿Te Inspira alguna emoción? Esta es una de las mejores maneras de generar empatía, especialmente las historias con las que puedes sentirte identificado, seguido de las que divierten. Ten en cuenta que el contenido positivo es más compartido que el negativo. Un ejemplo es la variedad de videos de reencuentros entre animales y sus dueños que cosechan millones de reproducciones en Youtube.

¿Es un contenido simple/sencillo?

De esta forma lograremos que sean compartidos por todo tipo de público sin tener en cuenta su edad, género etc. Probablemente tu último like esté en un vídeo gracioso antes que en una publicación científica densa.

¿Genera curiosidad o interés inmediato?

Cuando algo es novedoso o inesperado es relativamente fácil que genere tráfico. Eso no significa que obligatoriamente tengas que usar títulos como “No creerás lo que pasó...”, “Nadie pensó que fuera posible pero...”, por ejemplo “Un multimillonario japonés sortea 9 millones de dólares para comprobar si el dinero aumenta la felicidad”.

¿Te aporta un valor añadido, es un contenido útil? Plantea un problema común y propón una solución, consigue que el resto de la audiencia piense que también ha pasado por ese problema, lograras que una gran parte del público se vea reflejada y lo comparta.

Adáptate al entorno, las tendencias, la estación del año y el público objetivo

Lógicamente no va a resultar igual de compartido un artículo explicando la última dieta revolucionaria en pleno verano que en navidad.

¿Quién se beneficia económicamente?

Si no tienes una respuesta clara ¡genial!, el público es más reticente a compartir contenidos cuando saben que hay alguien detrás sacando algún beneficio.

¡Ya tengo el contenido! ¿Y ahora qué?

Ponle especial cariño al título, es lo que va a acabar decidiendo si el usuario hace click o no. Hazte a la idea de que es igual o más importante que el propio contenido.

Enriquece el post con una gran variedad de contenidos visuales, una imagen (infografías, videos, animaciones, tips etc) vale más que mil palabras, y estos se viralizan mucho mejor que un simple texto.

Fomenta la participación, comparte tu contenido por redes sociales, incita a la audiencia a dejar su experiencia en los comentarios etc

Planificar la publicación, en base a los resultados anteriores que hayas tenido, decide cual es el mejor horario y lánzalo en ese momento.

Una vez completados los pasos anteriores vuelve al inicio y pregúntate de nuevo ¿Aporta valor al usuario?, ¿Llama la atención?, ¿Inspira alguna emoción? Y en definitiva, ¿Es buen contenido?

Si es así, ¡felicidades! tienes un buen candidato a contenido viral, ¡Suerte!

Comparte este artículo

Artículos Relacionados